Implantología

Implantología 2019-03-12T10:10:03-03:00

Son elementos biocompatibles similares a tornillos, que se colocan en el hueso maxilar superior o inferior, estos sustituyen a las raíces dentarias, ya que estas tuvieron que ser extraídas por distintas causas.

Gracias a estos, se pueden sujetar los dientes artificiales (coronas) al hueso. Una vez realizada la primer etapa (colocación del implante), se deberá esperar a la segunda etapa (colocación de la corona sobre el implante).

Los implantes son fabricados en titanio, un metal que por sus características lo hace muy resistente y liviano, y totalmente biocompatible con el organismo humano, esto quiere decir que le permite integración con el hueso maxilar. Este proceso de soldadura que fija al implante al hueso, se denomina óseo integración.

Lo ideal sería mantener nuestros propios dientes, pero, distintos sucesos tales como caries, traumatismos, enfermedad periodontal (de las encías), bruxismo (rechinar o apretar los dientes debido al stress), pueden causar la perdida de los mismos, por eso nuestra función es la de reemplazar y reconstruir de una forma estética y natural, los diente perdidos.

Ventajas

  • Mejoran la función de la masticación (correcta digestión).
  • Mejoran la estética.
  • Mejoran la fonética.
  • Previenen la perdida de hueso.
  • Evitan el desgaste innecesario de las piezas vecinas, para reemplazar la faltante (puente).
  • Sustituyen la función de retención de la raíz.
  • Permiten el uso del hilo dental, ya que pueden reponerse las piezas individualmente, sin necesidad de unirlas en bloque (puentes).
  • Reemplazan la prótesis removible por la fija.
  • Eliminan el uso de pastas y polvos adhesivos.
  • Eliminan el paladar de acrílico de las prótesis removibles, permitiendo el contacto de los alimentos y las bebidas con la mucosa palatina (paladar), recobrando así, el gusto de las distintas comidas.

 

Abrir chat